Hilos Tensores Rostro

Rating: 3.2/5. From 46 votes.
Please wait...

Es un tratamiento para combatir la flacidez facial que consiste en la colocación de hilos tensores, que, insertados en la dermis, generan una fibrosis a su alrededor induciendo un autolifting biológico.

Los Hilos Tensores están hechos de un material completamente reabsorbible, la polidioxanona, por unas pequeñas espículas bidireccionales también reabsorbibles, que dan una mejor sujeción a las estructuras que se quieran levantar y reposicionar. Son 100% biocompatibles y no necesitan test de alergia.

Este material, es conocido por usarse hace muchos años en variados procedimientos médicos como cirugía craneofacial y cardiología, donde se necesitaba un producto seguro, reabsorbible y biocompatible con los tejidos humanos.

La polidioxanona actúa en el tejido subcutáneo estimulando y activando los fibroblastos a producir colágeno. Esta acción, la cual continúa por todo el tiempo que permanecen los hilos en la piel, ayuda a incrementar la firmeza y a restaurar las formas corporales de manera gradual y naturalmente. Una vez que se produce la reabsorción el efecto continua durante meses.

El efecto de los hilos tensores se prolonga entre un año y un año y medio dependiendo de cada persona y la zona a tratar. El efecto máximo se observa a partir del cuarto mes de realizado el tratamiento.

Un tratamiento, dos acciones:

  • Acción reafirmante (por acción de la tracción de las espículas en la piel)
  • Acción regenerativa gradual (por estimulación del colágeno por parte de la polidioxanona de los hilos).

Zonas a tratar: Rostro y Cuello.

Procedimiento mínimamente invasivo, sin cortes ni suturas. No es cirugía.

¡Pide tu evaluación GRATIS!

Completa el siguiente formulario y un especialista te contactará a la brevedad.